Atención de Lunes a Viernes, de 9.00 a 18.00 hrs.

Los Hoteles y sus estrellas

D

efinitivamente no. Hoy no hablaremos de estrellas fugaces, planetas, ni nada que esté ligado a astronomía. Así que si llegaste hasta acá buscando eso, te pedimos mil disculpas.
Lo que nos reúne en esta oportunidad es algo muy interesante e importante y que todo viajero debe conocer; ¿has escuchado o leído alguna vez algo como hotel 3 estrellas, 4 estrellas… e incluso algunos hablan de 7 estrellas?
Bueno, como ya te dijimos, no estamos hablando sobre constelaciones estelares, sino más bien estos conceptos tan usados en turismo se refieren a la categorización que suelen tener los hoteles a nivel mundial. Siendo mucho más simples, la cantidad de estrellas vendría siendo como el nivel de comodidades, servicios o lujo que ofrece una cadena hotelera.

El problema, sin embargo, es que no existe una única escala de medición mundial. Es decir, basados en ciertos criterios, cada país y continente regula las características que deben presentar los hoteles para pertenecer a determinada categoría. A raíz de esto, es posible muchas veces que existan grandes diferencias entre, por ejemplo, un hotel de 4 estrellas de un país y un hotel de las mismas 4 estrellas en otro.
Como verás, las estrellas no tienen el mismo brillo alrededor del mundo.
Los criterios que se usan para categorizar son múltiples, pero se concentran por lo general en el tamaño de las habitaciones, la limpieza y la disponibilidad de ciertos servicios, como lo son ascensores, idiomas hablados por el personal, piscina, etc. De todas formas, ¿quieres saber lo que cada estrella significa? Eso, te lo explicamos a continuación.

Una Estrella

Generalmente este nivel se refiere a alojamientos independientes muy económicos o moteles que son atendidos por sus propios dueños. Ofrecen un alojamiento extremadamente sencillo y de bajo presupuesto, que puede incluir televisión por cable, desayuno o servicio de baño privado (aunque casi siempre es compartido con otros pasajeros). Ten presente que en estos hoteles no existe servicio de habitaciones ni tampoco de botones.

Dos Estrellas

Ofrecen niveles ligeramente más altos de comodidad que un hotel de 1 estrella, sin ser elegantes y con un trato un poco más personalizado. Se ubican cerca de aeropuertos, de áreas de transporte y zonas comerciales, ofreciendo economía, servicios básicos y limpieza. Su público objetivo son vendedores itinerantes, mochileros o jóvenes que buscan alojamiento a un módico costo. La mayoría de los hoteles 2 estrellas ofrecen desayuno y es posible que, pasada cierta hora, el ingreso esté limitado.

Tres Estrellas

Acá ya ingresamos a alojamientos de escala media. Por lo general, los edificios de esta categoría son construidos o ambientados pensando en proveer un servicio apropiado al turista. Todas las habitaciones poseen baño privado, además de ofrecer vestíbulos más espaciosos y decorados. Los 3 estrellas tienden a incluir conserje, servicio a la habitación, gimnasio, restaurante, bar o piscina, y se ubican en sectores de negocios, oficinas o lugares céntricos de la ciudad.

Cuatro Estrellas

La mayoría son hoteles grandes y elegantes, con bonitas recepciones, mostradores y servicio de botones. Por lo general, están situados cerca de otros de características similares, en zonas de restaurantes y de lugares de alto interés turístico.
Las habitaciones son decoradas con objetos de buen gusto y son frecuentemente categorizadas como Standard, Superior, Junior Suite o Suite (la diferencia entre ellas es el tamaño, la ubicación y la vista que tienen). Suelen tener servicio de restaurante, desayunos continentales o exquisiteces en horario de happy hour. También está la opción que dispongan de servicio de estacionamiento o garaje, gimnasio y una o más piscinas.

Cinco Estrellas

Una experiencia 5 estrellas sólo es posible encontrarla en un hotel de lujo, donde la atención y el servicio ofrecido al turista es casi perfecto. Suelen ubicarse en lugares estratégicos y exclusivos de las grandes ciudades, con estéticas y decoraciones tan elegantes que bordean lo artístico. La mayoría de los hoteles de lujo cuentan con restaurantes con chefs famosos, estacionamiento para los vehículos, servicio de conserjería y mayordomo las 24 horas, gimnasios, campos de golf, spa, entretención de todo tipo y piscinas climatizadas.

Hoteles de ¿6 y 7 Estrellas?

¿Existen realmente? Pues, creemos que la respuesta apropiada, debiera ser y no.
De acuerdo a la normativa americana, no hay categoría más allá de las 5 estrellas propuestas. Eso nos lleva a imaginar que todo aquel que se publicite como una categoría superior a 5 estrellas se enfoca solamente en lograr un gancho comercial.
No obstante, a nivel global, han aparecido construcciones y hoteles que superan los parámetros normales y conocidos. Helipuertos, habitaciones gigantes que superan los 1000 metros cuadrados, museos o servicios de autos lujosos a disposición son algunas de las opciones que ofrecen, por ejemplo, los deslumbrantes hoteles de Dubai, el SevenStars Galleria Milano, de Italia, o el Seven Star Resort ubicado en Islas Turcas y Caicos. Por su pomposidad y grandiosidad, estos hoteles son reconocidos popularmente como categoría 7 estrellas.
Y si hay 7 estrellas, ¿quién se queda con las 6? Pues, creemos que cualquier alojamiento que considere que supera las 5 estrellas pudiese promocionarse como un 6 estrellas, sin perjuicio que tal vez sólo sean reconocidas no más de 5 en este lado del mundo. Pero en síntesis, como la normativa y los criterios no están homologados por completo, el verdadero valor de un hotel y su categoría, como hemos dicho, la seguirán siempre dando los huéspedes y sus opiniones.
burj_al_arab
subir